13 jul. 2008

Ante el maltrato, TOLERANCIA CERO



Otra vez. Otra vez, este fin de semana. ¿Cómo es posible que se den estos casos y que los vecinos no se alarmen ante los gritos e insultos?. Debemos denunciar inmediatamente cuando los oigamos, más vale prevenir que lamentar.



2 comentaris:

Nerim dijo...

Dificil solución le veo yo a este problema.

Tu ya sabes mi manera de pensar al respecto, asi que espero no te coja de sorpresa si te vuelvo a decir que hasta que las mujeres maltratadas no se valoren y se digan a si mismas "no voy a permitir un golpe más", poca cosa se podrá hacer para ayudarlas.

Un besote

Elbereth dijo...

Tenemos un caso en la escalera, son mayores, y el es un verdadero cafre! Gritos e insultos cada cierto tiempo ante la mirada impasible del hijo, que como se desucuide llevará el mismo comportamiento. Estamos planteandonos denunciarlo a través de la comunidad de vecinos... Es cierto que la primera que tiene que saber poner los límites es la persona humillada, pero también es cierto que cuando abusan de ti y cuando no tienes asertividad es fácil acoquinarse, como a otros nos resulta fácil ir a abrir la nevera aunque sepamos que es nocivo para la salud. Yo pienso que es taréa de todos. Antes si algo parecía mal, se miraba mal y eso a veces contenía, porque por desgracia el ser humano necesita que le recuerden que hay cosas que no están bien hechas. Ahora da igual lo que veamos miramos a otro lado, la palabra tolerancia ha cogido otras acepciones, permisividad...y estamos segando los resultados. No está bien que este individuo trate así a su mujer y en todos debería notar el rechazo.