21 ago. 2008

Por ellos


2 comentaris:

Tanhäuser dijo...

No hay palabras que puedan describir lo que sentimos.
Besos desolados.

Nerim dijo...

Una gran tragedia. Como dice Tan, no hay palabras.