8 oct. 2008

Segundo aniversario, deslucido...




Segundo aniversario!

Dos años ya!!! Dios mío!! Cómo pasa el tiempo!
Y sigo aquí, aquí solita, comiéndome la cabecita. Ahora con la crisis que nos arrastra a insondables abismos económicos. Dios mío!! otra vez.

Por eso no sé si celebrar este aniversario como es debido, es decir, por todo lo alto, o bien esperar a tiempos mejores y dejarlo en la madalenica con velas, de momento.

La crisis, maldita palabra, ya tenía razón el gobierno en no querer pronunciarla. Cuando todo el mundo se ha desinhibido y la decimos con normalidad, nos tiene acongojaítos. Cagüenla, ahora que ya se han enriquecido los constructores, los banqueros, las multinacionales de casi todos los sectores (con sus ejecutivos, de gomina y yate al frente), ahora explota todo, ¿era mentira? ¿que coño ha pasado?, porque aquí abajo, a ras de suelo, donde estamos el grueso del pelotón, aquí nunca nos fue bien, y ahora nos va muy mal y se prevé que nos irá peor.

De momento pagaremos a escote el rescate de los bancos, para que no pierdan los depósitos aquellos que tienen depósitos gordos, porque a los de a pie, con lo poquito que garantizaban anteayer, teníamos bastante, en fin, Pilarín, (por cierto, felicito desde aquí a todas las Pilarines) tu preñada y yo en la cárcel...

Bueno, que no decaiga, ¡quién dijo miedo! P’alante!, saldremos de esta, no nos queda otra, sufriremos, seguro, pero ya estamos acostumbrados.

Me gustaría que fuera al revés, que los pudientes acusaran las crisis fuertemente, ya que las provocan ellos, y que a nosotros, nos fuera un poco mejor en tiempos difíciles!! Ay que poco cuesta soñar...!

Qué nos sea leve...


1 comentaris:

Nerim dijo...

Querida Marylou, de deslucido nada y de posponer la celebración tampoco, mañana es tu segundo año y se celebra con alegría y por todo lo alto.

Y a mi también me gustaría que fuera al revés y que la crisis afectara solo a los pudientes.
Esta mañana he leído en La Vanguardia que si todos soñamos lo mismo se hace realidad, pues pensemos y soñemos que los pudientes lo pasan francamente mal y que nosotros los de a pie nos fuera un poco mejor en tiempos dificiles, ¡quien sabe! a lo mejor corre la suerte con viento a favor, no crees?.

Felicidades y un besote grande para ti