24 jul. 2009

Sonrisa para el fin de semana



En un juicio le pregunta el abogado al testigo:

- Y bien, señor Gutiérrez, aquella noche… ¿Le dispararon en la reyerta?

A lo que el testigo contesta algo dubitativo:

- Bueno, concretamente… me dispararon entre la reyerta y el ombligo.

1 comentaris:

CANTO EN FLOR dijo...

Oye pues qué habrá pensado qué era la reyerta?
pues pobre, como decimos por aquí...
Un gran abrazo de fin de semana querida MaryLou!