26 nov. 2006

El padre de Sylvia.

Hoy me ha llamado Nuria, la hermana mayor de mi amiga Sylvia, para decirme que su padre, de 94 años, está en sus últimos momentos, el médico les ha dicho que es cuestión de horas.

Sylvia, que ahora vive en Costa Rica, y yo somos amigas desde que teníamos 12 años. Hemos pasado gran parte de nuestra vida juntas, riendo y llorando, enfadándonos y reconciliándonos... Yo la añoro mucho, pero ella que está en un pais extraño y lejos de su familia, dice que me añora más. Hablamos los fines de semana a través del programa SKYPE.

Acabo de hablar con ella, su hermana la ha llamado. ¡Estaba desconsolada!

Este año ha hecho un esfuerzo para venir en septiembre, aprovechando que el 16 era el cumpleaños de su padre, y presintiendo que por su avanzada edad, sería difícil volverlo a ver con vida.

Jaume ha sido una persona muy especial para nosotros. Era pintor de paredes de profesión, y cada vez que Enrique pintaba en casa venía a darle instrucciones, mientras le instruía pintaba una habitación entera, se tomaba una cerveza y nos hablaba de la guerra civil.

Sabía tantas cosas... y hablaba con tanta razón y convicción que nos quedábamos embobados escuchándole.

Cada año, en la noche de Reyes, venía a casa con los paquetitos de chocolates y golosinas para nuestros hijos y me decía: - Això es per als nens, posa-ho amb les joguines.

A pesar de haber pasado tantas calamidades ha sido una persona sana, ahora, debido a su avanzada edad la maquinaria, cómo dice él, le falla. Es ley de vida, pero esta ley, cuando nos toca de cerca nos parece tan injusta...

Ha sido militante del PARTIT DEL COMUNISTES DE CATALUNYA. Socio de la ASSOCIACIÓ CATALANA DE EXPRESOS POLÍTICS, en la que uno de los miembros fundadores fue su mujer Isabel. El suyo fue un matrimonio poco convencional, en aquella época su mujer iba a reuniones clandestinas y él cuidaba de las niñas. No fueron una pareja de cuento de hadas, pero si ahora miras atrás, ¡cuántos hombres había en los años 50, 60 y 70 que respetaran hasta ese punto la actividad clandestina de su mujer!. El compartía los ideales, pero Isabel entraba y salía de la cárcel con asiduidad en aquellos tiempos, con lo que la responsabilidad de las niñas recaía sobre él.

Jaume, no sé si nos veremos otra vez, pero si nos puede ver desde algún sitio, sepa que le queremos mucho, que siempre le recordaremos y que ha significado para nuestra familia mucho más que una amistad.

3 comentaris:

Nerim dijo...

Dile a Silvia de mi parte, que lo siento mucho. Ella al menos pudo venir en Septiembre a "despedirse" de su padre.
Si que fué un hombre poco corriente, como tú dices, hombres así hoy en día,hay pocos, contados con los dedos de la mano.
Un beso

Anónimo dijo...

Como bien dices, tener la oportunidad de conocer y disfrutar de una persona así, es mucho más que una amistad.

Al igual que Nerim, dile a Silvia que lo siento y que estoy segura que su padre la acompañará siempre.

Un beso

Anónimo dijo...

Muchas gracias por dejar tu comentario en mi blog.

Tienes mucha razon en lo que dices y tu mas que nadie por que veo que estas metida en el tema.Y si,es frustrante a veces ver como todo cambia apeor y no se puede hacer practicamente nadie.

Y esta claro,que los valores se han perdido.yo de eso puedo estar orgullosa ,de terner valores que ya se han perdido.Y aunque a veces parece que mi forma de ser o pensar parece desfasada ,me daigual.

Es inbcreible como hace pocos años ha cambiado todo de golpe.....cuanod miro atras me digo.....jolines si hace dos años esto no se hacia y mira los niños de ahora,que son super espabilados.No lo entiendo jeje

Y siento lo que ha pasado......animo.

Un besazo!!