13 may. 2007

Una merda de castell!!!


Mi sobrina pequeña, Clàudia, ha estado de convivencias, volvió el viernes por la tarde. Cuando iba hacia su casa, merendando, explicaba como había ido el tema:

- Vam caminar més de tres hores per anar a veure un castell. Una merda de castell que estava tot trencat....

A veces los niños dicen cosas que tendríamos que apuntar y que darían para publicar un libro.

Mi sobrino Oscar llegó un día del cole diciendole a su madre: - Hoy a Fernando, la señorita le ha pillado una costilla.
Mi hermana se sorprendió y pensó que era muy raro. Pero por la noche, al explicárselo a su padre el niño dijo: - A Fernando la señorita le ha pillado una chuleta.
La cosa era que, como su padre es vasco, en lugar de decir costilla, como dice mi hermana, él dice chuleta. Así que el niño pensó que a cada uno se lo tenía que explicar en su lenguaje.

Mi hijo me preguntó un día si lo había apuntado al cole con lápiz o con bolígrafo. Pensaba que con lápiz, mira, se podía borrar, pero si había sido con boli, ya la habíamos liado porque no se borraba.

Una compañera de trabajo siempre está preocupada por el peso y el otro día una de sus hijas le dijo: -Mamá com menges molt, per això et surten "inflines". Quería decir michelines.

Los niños....

6 comentaris:

Nerim dijo...

Tienes razón marylou, deberíamos de anotar todas las cosas que dicen los niños, son como para ponerlas en un libro y leerlas de vez en cuando para que no se olviden.

Un abrazo
Nerim

Arbillas dijo...

Por la boca de los niños muchos podriamos aprender....

De su boca nunca salen mentiras hasta que no les enseñamos los mayores.

Ellos si que saben.

Un besito.

Chela dijo...

Las cosas de los niños son para archivar: sus dibujos, sus frases, sus ocurrencias,tienen verdadera lógico en sus discursos.

Hace ya muchos años, una niña, cuando su madre compro la primera lavadora, una mañana, se sentó a su lado del electrodoméstico y no se separaba de el.Su madre le pregunto,¿que haces tanto tiempo ahí sentada?. La niña respondió, quiero ver a la señora que lava cuando salga.
A ella lo de lavadora le debió sonar a lavandera.
¡Me encantan los niños!.
Cuando tengas más anédoctas no dejes de relatárnoslas.

Un abrazo

MaryLou dijo...

Muy bueno lo de la lavadora, Chela. Cuando mis hijos eran pequeños, comenzó a emitir TV3, y un amigo nuestro, periodista, salía en el telediario. Los dos miraban por detrás de la tele, a ver dónde se escondía Manel.

Un beso

modes amestoy dijo...

gracias por la visita y el lenguaje de los niños es genial.
Un abrazo

loroviejo dijo...

Me ha causado mucha gracia tu blog, se sale de lo corriente, el cuento del castillo muy bueno y ni hablar del lenguaje de los niños, eso es la pura verdad.
tengo un blog pero poco lo uso, mejor dicho nunca, me derrito con lo que escribe mi esposa Adela y mas bien leyendo los comentarios que le hacen. Recibe un fuerte abrazo y manifestaciones de cariño.
Adela salio hoy para Caracas al entierro de su anciana tia Luisa a quien queria mucho, ya tenia 95 años. mañana estara de regreso

Saludos.
Martin el loroviejo